Una taza de café

UNA TAZA DE CAFÉ

 

Producción de fotografía

En la publicación anterior (Fotografía Gourmet), comenté la importancia de la percepción de sabores y aromas por medio e la vista, el fotógrafo debe asumir el roll de comensal; degustar y departir las sensaciones que pueden inspirar los alimentos.

Por todo esto, se requiere de una producción cuidando los detalles, desde la selección de los elementos,  la apariencia de los mismos, por supuesto.  Y no solo eso , es decir no solo es importante que tengan buena cara si no que ademas deben apreciarse desde una perspectiva que los haga ver deliciosos, entrar a la cabeza del comensal y hacer presentes aromas y sabores como   quien los consumirá los imagina y los desea.

En esta ocasión, comparto en el video, como se produce una foto sencilla, donde una humeante taza de café es el protagonista.

Como fotógrafo antes de poner fondos, accesorios y luces, me planteo ¿cómo se va a ver?, ¿qué quiero  que mi espectador perciba?   y lo mas importante, tratar de entender desde antes ¿como imagina ese espectador una taza de café sabrosa ?.

Pienso que , el consumidor de café es un ser especial, acostumbrado a los sabores fuertes y refinados, exigente, por eso, su café debe estar preparado con los mejores ingredientes y que debo convencerlo de  que la taza de café que esta en mi foto cumple todos estos requisitos.

Así que, que mejor forma de convencer que ser claro y explícito. Si mi taza es de café de verdad y  sabe bien,  que mejor forma que mostrar los granos de café, brillantes, frescos y hermosos; con una iluminación que los haga resaltar y de manera que parezcan  encadenados a la taza. Que taza y granos son uno mismo, que ambos están en una comunión que resulta en una deliciosa infusión lista para degustarse.

Por último, se decidió que la mesa debiera ser de madera rústica, con apreciables betas y un barniz en roble  que contraste con el tono oscuro de los granos y que la taza fuera blanca, esta, no fue una decisión sencilla, en un primer intento, use un fondo cafe oscuro y una taza con lineas decorativas en rojo y amarillo. Yo había pensado en esto como un elemento de resalte, pero resultó poco afortunado, la combinación, ya en la foto no era la mas agradable, no hacía que mi café se viera riquísimo. Así que dije: Si debe haber contraste, que sea en la mesa y que la taza  sea blanca para que se vaya al tono contrario de los granos de café.

Tambien, cambie el punto de vista y la luz, en el primer intento  trabaje  en lo que los fotógrafos llamamos clave baja, es decir con tonos oscuros, lo que yo quería era crear una sensación de intimidad nocturna, porque me parece que el café es algo que va muy ligado a esto, pero el resultado no me convenció; entonces  al cambiar a tonos medios, usando la mesa rustica, me pareció que la intimidad podría darse al hacer una toma cercana de la taza  y cambiar el punto de vista por una toma cenital,  donde tanto la infusión de  café  como los granos resalten,  ahí, creo acerte, me gusta como quedo la foto.

Me interesa tu opinión